Logo Singular Coach
  • Singular Coach Testimonios

“Mi mayor recompensa es ver y sentir que algo se ha transformado dentro de ustedes. Gracias de corazón por confiar en mí. Me siento una privilegiada por haberles podido acompañar en sus búsquedas personales ”.

“Al asistir a las sesiones tuve las dudas lógicas producidas por el desconocimiento, la desconfianza… el miedo a descubrirte, a desnudarte, pero pronto te das cuenta que tú decides hasta dónde quieres llegar, hasta dónde quieres cambiar, hasta dónde quieres decir…Lo más que me sorprendió de todo el proceso fue lo fácil que me resultó contarte “mis problemas”, luego ya la confianza y la complicidad fueron creciendo y el resultado, sinceramente, me sorprendió muchísimo. Me gustó la metodología usada: cuando me daba cuenta y, sin saber cómo, estaba tomando conciencia de cuál era realmente mi problema y sobre todo descubrir por mí misma la solución. Y todo empezaba con un juego.

Me ha ayudado a soltar lastres que venía arrastrando, a aprender a tomar decisiones que me han ayudado a sentirme mejor tanto personal como profesionalmente, sobre todo en lo referente al refuerzo de la confianza en mí misma, en la recuperación de la autoestima.

La experiencia guapa!!!!!! Totalmente recomendable, yo creo que tod@s, necesitamos una “mirada interior dirigida” para evolucionar y seguir creciendo, o simplemente reafirmarnos.”

Yolanda – Administrativa (49 años)

“Mis dudas consistían básicamente en que no sabía en qué consistía el coaching y en la confidencialidad. El proceso me ha ayudado a ver que cualquier problema u obstáculo se supera poniendo ganas y “haciendo”, tomando decisiones. Lo que más me sorprendió de mí fue darme cuenta de lo mucho que me quejo de determinadas situaciones, que me producen malestar o infelicidad, sin hacer nada para mejorarlas Aprendí que mis acciones determinan todo lo que me pasa. Contigo lo que más que me gustó fue el factor humano. Me sentí muy cómoda, acompañada en todo momento, respetada. Eres de esas personas que desprende tranquilidad, seguridad y confianza. Me gusta el respeto con el que me trataste en todo momento, sin hacer ningún juicio de valor a nada de lo que te contaba. Me gustó tu paciencia y tu capacidad para calmarme.

Lo recomiendo a todas aquellas personas que tienen “sueños” u objetivos en su cabeza y que piensan que ellos nunca serán capaces de alcanzarlos. Lo importante es que, como coach, no nos vas a dar soluciones mágicas a los problemas que te planteemos, sino que nos vas a dar algo mejor, el empuje para que nuestras cabecitas y nuestros corazones encuentren la salida.”

Harima Rodríguez – 35 años

“No sabía cómo sería, si me ayudaría, si me gustaría y si me incomodaría, pero tenía claro que quería experimentar porque tenía necesidad de hablar, de expresarme, de darle forma a todo aquello que me preocupa.
Con las sesiones descubrí que dejé de vivir para mí para hacerlo para el resto de personas con las que me rodeo, familia, amigos, pareja, sin darme cuenta. Como resultado del trabajo tengo que decir que hoy soy otra mujer, he mejorado en mi relación de pareja y a nivel familiar. No sabía que se pudiera clarificar tanto mi vida y reconducir tantos aspectos de ella, volví a sentir que estoy viva, a creer en mí, me dio la chispa que necesitaba para seguir avanzando, le puse nombre a muchas inquietudes que tenía.

Gracias a la profesional que tuve el placer de conocer, que supo en todo momento estar a la altura, en el inicio que es lo más duro, hizo que me sintiera cómoda, fue estricta (horario), armónica, perspicaz, paciente, con posturas y técnicas adecuadas al momento, con un desarrollo en las sesiones serio y elaborado, la verdad todo son elogios para ella, gracias.”

Amanda – 45 años

“Antes de ir temía poner mis emociones al descubierto ante ti, fue mi duda al asistir. Asistir a la sesión me ha ayudado a tomar conciencia, ver mis emociones proyectadas y que el compromiso es conmigo. Me gustó tu trato amable. Con la sesión he visto el beneficio de la duda y que hay maneras de analizarla. Me sorprendió de mí que puedo. Recomendaría las sesiones a toda la gente que quiero. Tomar conciencia les haría bien. Lo más importante que deberían saber al asistir a las sesiones es que tienen que estar receptivos.”

Kandela

“Este proceso fue un reto porque era algo nuevo para mí. Me ha ayudado a liberar mis temores. Me gustó asistir a las sesiones para sacar lo que había en mí que no sabía. Ahora soy más abierta en mis decisiones. Lo que más me ha sorprendido de mi es que puedo hacerlo todo, las ideas me fluyen y los proyectos. Para mi creo que como coach sacas bien la raíz del problema y nos quitas el miedo. Las sesiones no eran un agobio, cada día pensaba ir con una meta y es como una escalera con un paso más cada día. Me fue importante para mi negocio, el trato con los clientes más sereno, más segura y siempre me pongo nuevos retos. Lo recomendaría a todas aquellas personas que no se deciden por miedos o dudas”

T.R. – Empresaria (59 años)

“Ir a las sesiones en lo que más me ha ayudado es en el hecho de poder ‘parar’ y analizar desde el punto de vista de una tercera persona tu estado actual , de dónde vienes y hacia dónde te gustaría dirigirte. El hecho de saber que aplicando las herramientas adecuadas puedes afrontar todo lo que te propongas. Lo más que me ha sorprendido es lo fácil que es todo cuando realmente quieres cambiar. El mirar hacia atrás y ver que algunos de esos pequeños pasos que querías ir dando están tan superados que los ves como algo del pasado. En mi experiencia creo que todo fue bastante satisfactorio. Se lo recomendaría sobre todo a personas que realmente estén dispuestas a cambiar y a esforzarse por cumplir sus objetivos.”

Miguel- Desempleado (30 años)