Logo Singular Coach
03
SEP
2017

¿Piensas que los demás te pueden adivinar?

Tags : ,
Comments : 0

Puede que pienses que los demás tienen la capacidad de adivinar lo que pasa por tu cabeza y por ese motivo no expreses lo que te pasa.

Esa creencia de que por el solo hecho de estar físicamente presente el otro/a debe saber lo que pasa por nuestra mente, es un pensamiento bastante habitual, e invita a analizarlo.

En uno de los grupos que llevo como terapeuta, recuerdo una escena en la que una de las chicas que participaba, cuando le preguntaba cómo estaba, usaba expresiones del tipo, “ustedes ya saben”, para comunicarse con el resto de las compañeras del grupo.

En ese caso hicimos un ejercicio, y le propuse, a cada una de las demás chicas del grupo, que compartieran lo que creían que estaba pensando “Mariola”, (el nombre es ficticio).

Cada una de ellas fue relatando a lo que creía que se refería Mariola cuando usaba la expresión “ustedes ya saben”.

Una de ellas dijo que creía que se refería a que había decido empezar a estudiar el ciclo formativo.

Otra compañera dijo que creía que se refería a que había pensado en hablar con el jefe para decirle que esta vez se iba del trabajo.

Otra de las participantes dijo que creía que Mariola se refería a que su pareja había hablado con ella sobre lo de independizarse y esta vez había ido mejor.

Otra dijo que creía que estaba cabreada pero que no sabía por qué.

Como podemos ver cada persona puede interpretar cosas diferentes de una expresión, gesto, palabra. E incluso aunque conozcamos mucho a la otra persona, como era este caso, dado que ellas venían compartiendo mucho tiempo en el grupo de terapia.

Puede que alguna de ellas se acercara a interpretar lo que quería decir Mariola cuando decía “ustedes ya saben”, pero la que realmente podía decir a qué se refería realmente, era ella misma.

¿De dónde viene esa creencia de que los otros deben saber lo que nos pasa exactamente?

Es una pregunta que me hago para invitar a que lo pensemos juntos/as. Lo cierto es que de eso se trataba, de pensar juntas en el grupo y profundizar de dónde creemos que nos viene esa idea de que los demás pueden adivinarnos.

Y era importante porque cada persona puede darle su significado específico, su explicación particular, que tiene que ver con su historia, con sus vivencias, con su experiencia y con cómo la procesaron internamente.

Lo cierto es que un gesto puede significar diversas cosas y sólo podemos averiguar lo que significa para una persona concreta si esa persona concreta lo expresa.

Ese es el trabajo que hacemos en la terapia de grupo, donde vamos tirando del hilo que nos lleva al ovillo interior que tenemos todo/as, donde vamos dándole forma  con la ayuda de los demás, que nos ayudan a ver aspectos nuestros que no veríamos si no fuera gracias a la mirada del otro.

 Como decía George Bernard Shaw:

“La vida no consiste en encontrarse a uno mismo, sino en crearse a uno mismo”.

Desde mi punto de vista, el proceso de crearse a uno mismo, precisa de análisis y ensayo, y los grupos de terapia se convierten en un escenario fantástico para entrenarse en ese proceso.

 

Sobre el autor
Autora, Carolina Suárez Rivero, Educadora Social especializada en Coaching y psicoterapia, con despacho profesional en Gran Canaria.

Dejar una respuesta

*

captcha *